jueves, 15 de enero de 2015

México 2014: Filatelia y Cultura Postal

Nombre: Filatelia y Cultura Postal
Precio:  $13.50 Pesos     $0.97 USD
Fecha de Emisión: 19/12/2014
Papel: Couché blanco mate, una cara engomado de 110 gms./m2
Diseñador: Luis H. Quezada Villalpando
Temática: Educación, Instituciones
 

Descripción:  La cultura postal comprende un amplio conjunto de expresiones, documentos, cartas, instrumentos de trabajo, fotografías y otros objetos relacionados con las actividades del Correo, institución que ha estado presente por siglos, en los grandes acontecimientos históricos y en la vida cotidiana de los mexicanos. La cultura postal es, en este sentido, un reflejo de las costumbres, prácticas, y maneras de ser que han prevalecido en distintas etapas de la historia de México. En estrecha relación con la cultura postal se encuentra el desarrollo de la filatelia, que es la afición por coleccionar y clasificar estampillas, sellos, sobres y otros documentos postales, creando un importante acervo histórico y cultural, en el que se conservan tanto imágenes de hechos relevantes y personajes ilustres, así como de monumentos, zonas arqueológicas, obras arte, flora, fauna y diversas manifestaciones sociales y culturales que caracterizan a nuestro país. Con el propósito de promover y difundir estas disciplinas, el Servicio Postal Mexicano, Correos de México, inicia la serie denominada Filatelia y Cultura Postal, con la emisión de una estampilla en la que se reproduce un recibo de 1856, por el pago para transportarse en la diligencia que llevaba el correo. En el documento se aprecia el texto Renta Nacional de Correos y las indicaciones relativas al uso de este transporte. El Correo era en esa época uno de los principales medios de comunicación. Al consumarse la Independencia, el 8 de noviembre de 1821, la Junta Provisional de la Regencia establece que la Dirección General de Correos, dependerá de la Secretaría de Estado y del Despacho Universal de Relaciones Interiores y Exteriores, así como de Gobernación y especifica que el correo subsistiría con los emolumentos que obtuviera por prestar el servicio. El 8 de diciembre de 1824, durante el gobierno de don Guadalupe Victoria, la ""Renta de Correos"" queda adscrita a la Secretaría de Hacienda. En 1891 pasó a ser parte de la recién creada Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas. Durante 67 años el correo fue considerado una importante renta del estado debido a los ingresos que generaba. Al dejar de considerársele como tal pasa a ser reconocido como un servicio público y el organismo adquiere el rango de Dirección General, a partir del primero de julio de 1901. Es importante hacer notar que en esta época la historia del Correo mexicano fluctúa y sufre los altibajos del convulsionado siglo XIX, dadas las luchas internas por el poder y las distintas guerras de intervención de que fue objeto el país. Durante todo este período, al igual que todos los correos del mundo, el correo mexicano crece y se enlaza a la red postal mundial, al ritmo del desarrollo de la naciente revolución industrial que plantea nuevos retos a todas las administraciones postales existentes y hace necesario actualizar de manera permanente los sistemas administrativos, operativos, así como ampliar y mejorar las rutas.