jueves, 22 de octubre de 2009

Los cinco sentidos

Con la gran variedad de técnicas de impresión existentes actualmente, y ante la necesidad de obtener nuevos clientes (filatelistas), los Correos de todo el mundo, han estado elaborando estampillas cada vez más llamativas.
Primero, para la vista: Casi inmediatamente después de la primera estampilla, vinieron estampillas multicolores, como esta "Paloma" de Suiza, impresa en tres colores en 1845. En la Argentina, las primeras impresiones a dos colores son los valores altos de la serie "Libertad con Escudo" de 1899.

Valores altos de la serie "Libertad con escudo". Primeras estampillas argentinas en dos colores. Las estampillas de 5, 10 y 20 pesos, en lugar de estar mataselladas, están perforadas con las letras "INUTILIZADO". Esta perforación se aplicaba cuando la estampilla no se usaba para despachar una carta sino como recibo de pago de otro servicio, por ejemplo el abono a una casilla de Correos.

En la década de 1970, se emitieron las primeras estampillas "3 D": Unos cartones gruesos e imposibles de pegar en un sobre, emitidos por algunos emiratos árabes, que mostraban animales salvajes de África, evidentemente con fines filatélicos.
Argentina también emitió en 2006 estampillas 3-D con la conocida técnica de imprimir desplazados los colores rojo y azul, que al verlos con anteojos especiales, logran un efecto de profundidad bastante interesante.

El efecto 3-D de esta estampilla puede apreciarse mirando la imagen con anteojos 3-D rojo/azul.

Y últimamente, hemos visto que hay estampillas que muestran mini-videos bastante pasables.

Últimamente parece estar de moda emitir estampillas para el olfato: Hay estampillas con olor a chocolate, a flores, a café de Brasil, etc.

También hay estampillas para el tacto: Estampillas impresas en relieve, ya sea en Braille o para resaltar las imágenes. Lamentablemente, estas emisiones en Braille son más publicitarias que útiles: Sólo se imprime en braille una estampilla cada muchos años. Si se quisiera que realmente fueran aprovechables por las personas no videntes, deberían emitirse así todas las estampillas de la serie ordinaria, por lo menos.

Estampillas para el tacto: en la de 2002, la red de vóley está impresa por termografía, quedando en relieve sobre el resto de la figura. En la del 2003, los puntos en Braille están en relieve.
Lo más parecido a estampillas para el oído que conozco es esta emisión lanzada por Bhután en 2007:


La estampilla es un CD que reproduce videos, fotos y audios sobre los 100 años de la monarquía en Bhután. Sin duda que es original, pero postalmente es un engendro: me gustaría ver aunque sea una carta despachada con esta "estampilla"....

Lo que no había visto hasta ahora son estampillas para el gusto, y es extraño, ya que parece bastante sencillo: bastaría agregarle esencias a la goma que tienen detrás y quien use la estampilla ya estará probando su sabor.

Pero el verdadero motivo del post era mostrar las estampillas que emitió Portugal el 2 de octubre para disfrutar con los cinco sentidos.



La emisión consta de un bloque escrito en braille con la tecnología antes mencionada que conmemora los 200 años del nacimiento de Louis Braille.
Además, cinco estampillas, una para cada sentido:

- Una estampilla en la que se puede oler el aroma del café.
- Una estampilla en la que se puede saborear la esencia de vainilla que tiene en la goma.
- Una estampilla en la que se puede ver un holograma en los anteojos.
- Una estampilla en la que se puede tocar la témpera que sale del pomo. (sin mancharse, espero).
- Una estampilla en la que se puede escuchar el ruido que hace la lima al frotarla con el dedo.

Realmente es una serie muy bien lograda, muy accesible y fácilmente "usable". Y por si fuera poco, los diseños son muy agradables a la vista (y parece que al olfato, al oído, al tacto y al gusto)


Gracias al blog de José que me permitió conocer esta emisión.

3 comentarios:

elcuervodePoe dijo...

Muy linda entrada.

Leyéndola se me ocurrió una estampilla barrilete. No, no tiene nada que ver con los sentidos, pero mi imaginación es rebelde. Remontaría vuelo unida al sobre por un hilo, un vuelito cortito, de unos 25 cm.
Bueno, che... si no hay viento, soplá.

Bimbygirl dijo...

This is interesting. I've never thought much about stamps but each of them tells a story, I suppose... Nice blog!

Clemente Faria dijo...

I have very much enjoyed your blog, very informative!!
Good Job