miércoles, 15 de septiembre de 2010

Bicentenario del Grito de Dolores

En los primeros meses de 1810, empiezan a llegar a México noticias que inquietan a la sociedad. Primero, la ocupación por las tropas francesas de la mayor parte del territorio español, y luego la insurreción en varias ciudades de América del Sur. Los ayuntamientos sirven de portavoces a los "criollos": en abril se forma la Junta de Caracas, en Mayo la de Buenos Aires, en julio las de Santa Fe de Bogotá y Quito. Todas manejan ideas similares a las del intento mexicano de 1808.

Emisión mexicana de 1910 celebrando el Centenario del Grito de Dolores, sobreimpresa en 1914 durante la Segunda Revolución Mexicana.

Pero en Nueva España, tras dicho intento frustrado, la situación es distinta. La fuerza política del ayuntamiento es nula y el grupo dominante mantiene un férreo control sobre la situación. Si los criollos quieren triunfar, no les b
astará su propia fuerza. Se verán obligados a despertar a otras clases sociales, hasta entonces al margen. Así, la represión contra los intentos de reforma, al obligar a los reformistas a aliarse con las clases trabajadoras, dará al nuevo intento de Independencia un sesgo diferente al de las demás colonias americanas.



En Querétaro, se reunen regularmente varios criollos.Los más importantes son Miguel Hidalgo y Costilla, eclesiástico ilust
rado; Ignacio Allende, oficial y pequeño propietario de tierras; y Juan Aldama, oficial también, hijo del administrador de una pequeña industria. Sus proyectos son formar una junta "compuesta de regidores, abogados, eclesiásticos y demás clases, con algunos españoles rancios". Pero la conspiración es descubierta. En ese momento sólo queda un recurso.


Campana de la Villa de Dolores, que Hidalgo utilizó para convocar al pueblo hace 200 años. En las sedes de gobierno de todas las ciudades mexicanas, hay réplicas de esta campana.


La decisión la toma Hidalgo: la noche del 15 de septiembre, en la vil
la de Dolores, de la que es párroco, llama en su auxilio a todo el pueblo, libera a los presos y se hace de las armas de la pequeña guarnición local. El movimiento ha dado un vuelco. La insurrección ya no se restringe a los criollos letrados. A la voz del cura ilustrado, estalla súbitamente la cólera contenida de los oprimidos. La primera gran revolución popular de la América Hispana se ha iniciado.


Luis Villoro
Historia General de México: La Revolución de Independencia


Emisión de sobretasa de 1941. En todas las cartas se debía colocar esta estampilla adicional al franqueo, el centavo recaudado se utilizaría para construir un Monumento a Hidalgo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente Sitio. Muy buen trabajo.
Yo estoy tratando de hacer mi blog sobre estampillas, va lento el tema pero va.
http://sellos-postales.blogspot.com/
Saludos

Luciano dijo...

Viva el Cura Hidalgo!

Benjamín Arredondo dijo...

Me gustaría usar las imagenes que has publicado en donde aparece el cura Hidalgo para mi blog Cabezas de Aguila, te ofrezco a cambio una foto (y si quieres te mando el original por correo) de un primer día de emisión del timbre de la Junta Norte Sur que se celebró en Cancún, 1981, yo trabajé allí y me quedé con varios ejemplares.

Mi correo: benja.xocoyotl@hotmail.com

Pablo (yo) dijo...

Podés usar las imágenes que quieras, basta con que pongas un link citando a este blog como fuente.

Saludos,