martes, 24 de septiembre de 2013

Uruguay 2013 - Personalidades Afrouruguayas - Amanda Rorra

Fecha de emisión: 25/7/2013  
Valor: $ 15 ( pesos uruguayos)  (pesos uruguayos)
Tirada: 15.003 sellos 
Imprenta: Sanfer SRL  
Armado: Gabriel Casas (sobre obra de Mary Porto Casas)  
Artista plástico: Mary Porto Casas 
Plancha: 9 sellos por plancha  
Categoría: Sello Conmemorativo




Amanda Rorra Acosta, nació el 25 de marzo de 1924. Hija de Maria Juana Carolina Acosta Santana (Carola) y Oscar Rorra (Caruso Negro). Mucama, niñera, limpiadora, doméstica, planchadora fueron sus primeras ocupaciones.
Se casó con casi 25 años y una infancia muy corta con Segundo Julio Espinosa Silva funcionario municipal del servicio de barrido y recolección y empleado de la bolsa del mueble, cuyo oficio era lustrador. De esa unión nacieron sus dos hijos María Amanda y Julio María.
Hija de una militante política como lo fue su madre, quien sirvió en las filas de Julia Arévalo, siendo parte de sus guardaespaldas. Desde muy temprano supo de las discusiones entre el Batllismo y las ideas socialistas. En su juventud convencida del ideario Batlllista militó en el partido Colorado en un Uruguay de mediados del siglo XX bipartidista.
A mediados de los 60˜s ingresa a enseñanza primaria en el área de alimentación como Encargada de Comedor. Con dicho cargo llega a Villa García que signará su destino como educadora y militante, al lado de José Pedro Martínez Matonte, en la primer cooperativa educacional en Uruguay. Allí conoció y trabajo con los ˜Peludos˜ que quedaron en el camino cuando vinieron a Montevideo por sus reclamos.
Trabajó con la gente de los frigoríficos cuando la ˜Gran Huelga˜, pero eso le daba además tiempo para luchar por un lugar para los afros dentro de esta sociedad, y con una visón muy diferente al del patriarcado afro. Amanda concebía a la comunidad negra como un lugar de batalla, para salir de la ignorancia, la pobreza y la marginación a la cual nos condenaba una sociedad clasista y con un racismo solapado que no deja de ser eterno y estructural.
El activismo social en esta mujer tiene varios vértices, otros de ellos lo conformó ACSUN o como sus contemporáneos le decían el Centro Uruguay; organización de base de la comunidad afromontevideana, que tiene como principios rectores el agrupar a las distintas generaciones, respetando a los adultos mayores en un diálogo constante con los jóvenes agentes de cambio.
Su esposo Julio Espinosa fue integrante de las primeras directivas de ACSUN, la organización no era ajena a la idiosincrasia imperante en América Latina y el resto del mundo, donde las mujeres estaban seudorepresentadas en las comisiones femeninas y los hombres en los puesto de alta dirección. El clasismo nombrado anteriormente, el endoracismo eran actitudes motivadoras para hacer un viraje en la conducción y el pensamiento del movimiento negro en Uruguay.
Tenacidad dio como resultado dos generaciones dentro de su familia de hombres y mujeres con un título universitario, a través del sostén moral e insistiendo en la necesidad de la formación educativo como forma de acceder al poder político y social. Una frase que esta marcada a fuego en los muros de ACSUN, nunca olvides que llegaste hasta aquí gracias a que lavé muchos pisos y no quiero que esta historia se repita contigo.
En los años en que las y los uruguayos estaban suspendidos en sus derechos por un gobierno militar que no respetaba los derechos, abrió las puertas de su casa para oficiar de sede de ACSUN, teniendo los jóvenes su especial atención.
La solidaridad y la lucha por los derechos humanos su punta de lanza. Antes de su desaparición física se encontró con África en la III Conferencia Mundial Contra el Racismo ( Durban, agosto de 2001), encabezando la delegación de la sociedad civil junto con Lagrima Ríos. En Sudáfrica se dieron los pasos hacia un diálogo entre las distintas organizaciones en pro de una unificación, hecho esto que aún perseguimos quienes continuamos su trabajo.
Su faro aún nos ilumina a pesar de no estar entre nosotros desde la tarde del 15 de abril de 2005.