lunes, 31 de marzo de 2014

Uruguay 2014: Serie mujeres notables: Luisa Cuesta

Fecha de emisión: 7/3/2014 
Valor: $15 pesos uruguayos  (pesos uruguayos)
Diseño Gráfico: Eduardo Salgado
Tirada: 15.003 series 
Imprenta: Sanfer Srl
Plancha: Compuesta 9 sellos 



María Luisa Cuesta Vila nació en Montevideo el 26 de mayo de 1920. Tiene actualmente 93 años de edad. En Mercedes formó pareja con René Melo, quien falleció trágicamente el 31 de marzo de 1950. De esa unión, el 4 de diciembre de 1943, nació Nebio Ariel, el único hijo de Luisa.
Luisa estuvo detenida entre el 28 de junio de 1973 y el 31 de enero de 1974 en el cuartel del Batallón de Infantería Nº 5, con sede en Mercedes.

El 9 de julio de 1973, el Servicio de Información de Defensa (SID), solicitó la captura de su hijo Nebio por su vinculación al Partido Comunista Revolucionario (PCR) y por haber pasado a la clandestinidad. El 16 del mismo mes, por Comunicado de Prensa, es requerida públicamente su captura. Por este motivo, en los primeros días de enero de 1974, debió exiliarse junto su esposa, Alicia Román, en la República Argentina, obteniendo su radicación definitiva en marzo del año siguiente.
La noche del 8 de febrero de 1976, Nebio Melo se encontraba junto a su compañero de militancia, y también dirigente del PCR, Winston Mazzuchi, en el Bar ˜Tala˜, ubicado en Estación Belgrano Línea ˜C’ del ferrocarril, en la ciudad de Buenos Aires, cuando un grupo armado de la Policía Federal y militares, irrumpieron pidiéndoles documentos. Ambos uruguayos son detenidos en el marco del ˜Plan Cóndor˜ de coordinación represiva regional, y presumiblemente trasladados al Centro Clandestino de Detención ˜Campo de Mayo˜.
A partir de allí, Luisa Cuesta comenzó la búsqueda incansable de su único hijo, que mantiene hasta nuestros días. Luego del aviso de su nuera, Luisa Cuesta llegó a la Argentina el 15 de febrero de 1976, pocos días después del secuestro de su hijo. Durante ese período, se trasladó entre Montevideo y Buenos Aires, haciendo las denuncias y las gestiones pertinentes para saber algo del paradero de Nebio.
En mayo de 1977, luego de innumerables denuncias, el Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) le aconsejó abandonar el país debido a que no se podía garantizar su seguridad personal. Por ese motivo, parte junto a su nuera y su nieta para Holanda.

Ya en Uruguay, en 1985, Luisa Cuesta se integró al grupo de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos-Desaparecidos que se había conformado. En Uruguay, y en ese contexto de la transición democrática, la principal actividad fue la realización de una vasta serie de charlas de información y denuncia sobre lo que había ocurrido.

El 10 de diciembre de 2012, 36 años después de ocurridos los hechos en Buenos Aires, Luisa Cuesta presentó ante la justicia penal uruguaya la denuncia por el secuestro y la desaparición de su hijo, ocurrida en 1976. Recién en este último período de la historia de nuestro país, fue posible reunir las pruebas necesarias que permiten suponer el traslado clandestino de Nebio Melo a Uruguay, en el marco de la coordinación represiva regional conocida como ˜Plan Cóndor˜.
La incansable búsqueda de su hijo y el ejemplo moral que representa Luisa Cuesta fue reconocido el día 18 de mayo de 2012 por la Intendencia cuando la declaró ˜Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Montevideo˜ y el 30 de agosto de 2013 cuando la UDELAR le otorga el título de Doctora Honoris Causa de esa Casa de Estudios.
Desde aquellos primeros días de febrero de 1976 hasta hoy, hace ya 38 años, Luisa se constituyó, sin dudas, en un ejemplo de compromiso ético, social y ciudadano en nuestro país, en la búsqueda incansable del destino de los detenidos-desaparecidos, y en la búsqueda de su único hijo, Nebio. Sabemos que su ejemplo es un camino por la memoria y por el presente, por la verdad, la justicia y nunca más Terrorismo de Estado.