lunes, 10 de noviembre de 2014

México 2014: 50º Aniversario de la Devolución Simbólica de El Chamizal

Nombre: 50 Aniversario de la Devolución Simbólica de El Chamizal
Precio:  $18.00 Pesos     $1.32 USD
Fecha de Emisión: 30/09/2014
Papel: Couché blanco mate, una cara engomado de 110 gms./m2
Diseñador: Rodolfo Espíndola Betancourt
Temática: Edo. y ciudades, Instituciones, Educación





Descripción: 50 Aniversario de la Devolución Simbólica del Chamizal La Independencia no resolvió definitivamente la cuestión de las fronteras de México. Después de la suscripción de los tratados Adams-Onís (1819) y de La Mesilla (1853) se tuvo la confianza de que se había resuelto la cuestión fronteriza terrestre con Estados Unidos. Sin embargo, esos instrumentos jurídicos no terminaron con las dificultades, a las cuales se agregaron el pillaje transfronterizo, la inexistencia de una noción precisa sobre los límites divisorios y la ausencia de autoridades. Otro problema fue la precipitada corriente del Río Bravo. En más de una ocasión trastornó la frontera fluvial, al mudar su cauce, arrancar bordes y trasplantar pueblos de un lado a otro de la línea divisoria. El Chamizal fue el más controvertido de todos esos casos. En 1864 una desviación del cauce del río puso del lado estadounidense una porción de territorio mexicano que estuvo originalmente entre su margen derecha y Paso del Norte, hoy Ciudad Juárez, Chihuahua. Al enterarse de que las autoridades texanas comenzaron a ejercer actos de jurisdicción en esa zona, el presidente Benito Juárez instruyó al ministro mexicano en Washington manifestar al gobierno de Estados Unidos que los cambios ocurridos en el cauce del Río Bravo no modificaban la línea divisoria, convenida en los tratados de 1848 y 1853. Estados Unidos sostenía que la división fronteriza la marcaba el cauce de la corriente. En 1889 se creó la Comisión Internacional de Límites para la distribución de las aguas de los ríos Bravo y Colorado. Su labor se vio pronto obstaculizada por los frecuentes bancos que formaba el impredecible cauce del Río Bravo. En junio de 1910 se convino remitir el asunto a una comisión internacional de arbitraje, cuyo laudo, emitido un año después, favoreció a México. Estados Unidos no reconoció el fallo sino hasta el 30 de junio de 1962, mediante una declaración conjunta de los presidentes de ambos países. El 29 de agosto de 1963 el secretario de Relaciones Exteriores, Manuel Tello y el embajador de Estados Unidos en México, Thomas Mann, firmaron en la ciudad de México la Convención para la Solución del Problema de El Chamizal que daba cumplimiento al laudo de 1911 y que establecía la devolución de El Chamizal a México. El 25 de septiembre de 1964, el presidente Adolfo López Mateos recibió simbólicamente El Chamizal de manos del presidente Lyndon B. Johnson. La solución del conflicto de El Chamizal es un ejemplo exitoso de una labor diplomática firme y constante en su defensa de los intereses de México y de los mexicanos. Con motivo del 50 Aniversario de la Devolución Simbólica de El Chamizal a México, el Servicio Postal Mexicano, Correos de México, emite una estampilla postal conmemorativa en cuyo diseño se plasma el monumento nacional El Chamizal, establecido en 1974, en el parque que lleva el mismo nombre, que está ubicado justo en la frontera y donde ondean una junto a la otra las banderas de ambos países.