martes, 4 de noviembre de 2014

México 2014 - Palacio Postal

Nombre: Palacio Postal
Precio:  $13.50 Pesos     $0.99 USD
Fecha de Emisión: 11/09/2014
Papel: Couché blanco mate, una cara engomado de 110 gms./m2
Diseñador: Ricardo Venegas Gómez
Temática: Educación, Instituciones




Descripción: Palacio Postal El edificio de correos conocido como Palacio Postal fue construido a principios del siglo XX con el propósito de atender la creciente demanda por este servicio. La primera piedra se colocó el 14 de septiembre de 1902 y fue inaugurado el 17 de febrero de 1907 por el Presidente Porfirio Díaz. El 4 de mayo de 1987 fue declarado Monumento Artístico. El proyecto fue realizado por el arquitecto Adamo Boari y la obra corrió a cargo del ingeniero Gonzalo Garita y Frontera en el terreno que había ocupado el Hospital de Terceros. El Palacio Postal, sintetiza en sus espacios el buen gusto con la funcionalidad y las más modernas técnicas de construcción de la época. El edificio de cuatro pisos, muestra estilos del medio renacimiento italiano y medio gótico isabelino o plateresco español, por lo que se dice que es de estilo ecléctico. Todos los sillares de piedra de las fachadas están ligados entre sí por amarres de hierro y a la vez con las columnas, con el objeto de hacer trabajar mejor el conjunto y prevenir el efecto de temblores y hundimientos. Para aminorar las consecuencias de un incendio, todos los techos, pisos y tabiques divisores se construyeron con materiales incombustibles; reposa sobre una plataforma continua de acero y concreto convenientemente distribuido. El Palacio Postal, sede de Correos de México, es un sitio histórico emblemático de la Ciudad de México, de gran interés cultural y turístico. Por ello, en 2011 se inició una serie de estampillas postales, con temas alusivos al Palacio Postal, con el propósito de dar a conocer los diversos aspectos de la riqueza artística de este importante edificio. En la emisión de 2014 se muestra una de las cuatro torres del edificio, en donde en sus extremos oriente y poniente la limitan dos torreones salientes en los que las ventanas están decoradas en forma similar a las correspondientes al nororiente, carece de angelillos tenantes de escudos, y hay una mayor simplificación de los fustes de columnas en las ventanas del tercer nivel, que van lisos. En la parte superior desaparece la logia, pero se conserva el antepecho del balcón corrido. En ella se encuentra la entrada principal conocida como pan coupé, donde se pueden observar esculpidas las figuras de dos bueyes, como timbres o cimeras de grandes escudos, que enmarcan el elegante alfiz mudejar de la puerta y representan el espíritu de sacrificio y los que trabajan en silencio para bien de los demás. En la imagen se puede apreciar el reloj monumental del Palacio Postal, símbolo de precisión y distinción, importado de Alemania por la empresa de los Hermanos Dienner y Compañía dueños de la Joyería la Perla, en 1906, y que fue ensamblado en México. Este reloj, representativo del avance de la tecnología de la época, está integrado por un complejo mecanismo compuesto por varios relojes, mezcla transmisiones hidráulicas y sistemas de frenos de aire, engranajes y contrapesos; su fuerza motriz la constituyen recipientes de hierro cargados de pesados balines que por gravedad giran ciertas poleas. El reloj fue rearmado durante las obras de restauración del Palacio Postal en 1996. Las piezas, que se encontraron en una caja de madera, fueron cuidadosamente tratadas; las piezas fallantes se hicieron a mano conforme a la técnica original. Se dice que la hora que marcaba el reloj monumental del edificio de Correos era considerada la hora oficial de la Ciudad de México, debido a que sus campanadas se escuchaban a cuatro kilómetros a la redonda.