jueves, 20 de noviembre de 2014

México 2014: Bicentenario de la Constitución de Apatzingán de 1814

Nombre: Bicentenario de la Constitución de Apatzingán de 1814
Precio:  $13.50 Pesos     $0.97 USD
Fecha de Emisión: 22/10/2014
Papel: Couché blanco mate, una cara engomado de 110 gms./m2
Diseñador: Ricardo Venegas Gómez
Temática: Educación, Instituciones





Descripción: Largo recorrido por el que los mexicanos habríamos de caminar para encontrar el cauce legal e institucional para consolidar la nación mexicana. Uno de los peldaños más significativos es sin lugar a dudas la Constitución de Apatzingán de 1814. La lucha por la Independencia por romper las cadenas con la colonia española, iniciada en la madrugada del 16 de septiembre de 1810, se prolongaría muchos años y costaría muchas vidas, creando enconos entre los nacionales de la recién nacida patria mexicana, siendo lo más significativo la confrontación política e ideológica entre sus caudillos. Muerto el Cura Miguel Hidalgo y con él Allende, Aldama, Mina y Abasolo, quedaron como las figuras más visibles del movimiento el Generalísimo José María Morelos y Pavón y Don Ignacio López Rayón, dando continuidad al movimiento, convencidos de la necesidad de fincar la independencia en instituciones que le dieran fundamento. López Rayón, quien fuera secretario del Cura Hidalgo y autor de los "Elementos Constitucionales", proponía la proclamación de la independencia de América haciendo residir la soberanía en el monarca español, quien la ejercería a través de la Junta Suprema Nacional Americana. El 21 de agosto de 1811, Morelos, Rayón, Sixto Verduzco y Liceaga expiden el laudo estableciendo la Junta de Zitácuaro considerando aún a el señor Don Fernando VII y en su real nombre la Suprema Junta Nacional Americana, instalada para la conservación de sus derechos, defensa de la religión, santa indemnización y libertad de nuestra oprimida patria. En 1812 desde Tehuacán Puebla, Morelos informa a Rayón en Tlalpujahua, la existencia de un esbozo de Constitución, donde ratifica las observaciones que hizo a los Elementos Constitucionales con poca diferencia de lo conferenciado con el señor Hidalgo y en cuanto al punto 59 de nuestra Constitución por lo que respecta a la soberanía del señor Don Fernando VII, "es necesario excluirlo para dar al pueblo la Constitución", decía el Cura Morelos. Morelos, convocó a un Congreso Constituyente, que fue instalado el 13 de septiembre de 1813, en Chilpancingo. Al día siguiente Morelos dio lectura a los "Sentimientos de la Nación", un rico ideario político, ético y social que habría de orientar los trabajos del Congreso. En los albores de 1814 y ante el acoso de las fuerzas realistas, obligó a los Congresistas a cambiar de ciudades hasta llegar a instalarse en el poblado de Apatzingán en Michoacán. En el capítulo dedicado a la soberanía destaca la exigencia del respeto del exterior y el señalamiento del derecho internacional, donde ninguna nación tiene derecho para impedir a otra el uso libre de su soberanía. Las discusiones sobre el tipo y forma de gobierno que adoptaría la nueva nación, eran tema de todos los días. Una vez que el Congreso se instaló en Apatzingán, iniciaron los trabajos para la redacción de la Constitución. Los responsables fueron Andrés Quintana Roo, Carlos María de Bustamante y José Manuel de Herrera. El 6 de noviembre de 1813 se promulgó el Acta solemne de la declaración de Independencia de la "América Septentrional" y casi un año después, el 22 de octubre de 1814, se promulgó la Constitución de Apatzingán, denominada "Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana". En el marco del Bicentenario de la Constitución de Apatzingán de 1814, el Servicio Postal Mexicano, Correos de México, emite una estampilla postal conmemorativa en cuyo diseño se plasma un fragmento de la pintura de Salvador Ferrando, denominada "El Congreso de Chilpancingo" y del "Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana".