miércoles, 10 de diciembre de 2014

México 2014: Día Mundial de la Alimentación

Día Mundial de la Alimentación
Precio:  $27.00 Pesos     $1.94 USD
Fecha de Emisión: 24/11/2014
Papel: Couché blanco mate, una cara engomado de 110 gms./m2
Diseñador: Rodolfo Espíndola Betancourt
Temática: Educación, Instituciones, Salud




Descripción: México es un país de enorme potencial acuícola, esta bondad no es nueva; en el imperio Azteca se utilizaba la pesca lacustre, que conocemos en términos modernos como de aguas interiores debido a que este pueblo se había asentado en el lago de Texcoco, dicha actividad inicia desde la llegada del primer Huey tlatoani Acamapichtli y altamente desarrollada por Moctezuma Xocoyotzin, quien era un ávido consumidor de productos del mar, cuenta la historia que en aquella época existió una ruta a cargo de tamemes que a pie transportaban todos los días pescado fresco desde el actual Veracruz hasta la capital Azteca. Del mismo modo en la cultura Maya existen evidencias de artes de pesca en forma de trampas de atajo, como lo demuestran los diversos montículos existentes en la bahía de Chetumal; claramente para los antiguos Mayas hay una gran importancia en la diversidad marina y de la actividad pesquera, notorio en su culto al Dios llamado Ah-Kak-Nexoi (Tiburón cola de fuego), iniciando esta tradición desde los albores de esta cultura con el Ahau (rey) Pakal. La pesca y la acuacultura contribuyen a garantizar la seguridad alimentaria nacional, al aportar alimentos que son una de las principales fuentes de proteínas para gran parte de los mexicanos y además contribuyen al desarrollo de las comunidades pesqueras en todo el territorio nacional. Por ello, se eligió la pesca y la acuacultura para conmemorar el Día Mundial de la Alimentación 2014. Para el Gobierno Federal es de importancia estratégica el impulso y óptimo aprovechamiento de la producción pesquera sustentable ya que aporta alimentos sanos, de excelente sabor y alto valor proteínico. Se trata de más de 300 especies de pescados y mariscos que se distribuyen en el mercado nacional a precios accesibles y con una gran demanda a nivel internacional. La actividad pesquera de nuestro país genera empleos directos e indirectos, así como una derrama económica regional de gran relevancia. Se desarrolla en 11 mil 592 kilómetros de litoral; en aguas interiores como lagos, lagunas, represas y ríos, que abarcan un área de seis mil quinientos kilómetros cuadrados; y con la zona económica exclusiva, de 3.15 millones de kilómetros cuadrados. Para México, el futuro de la producción de pescados y mariscos está en la pesca sustentable y en los volúmenes crecientes de alimentos que proveerá la acuacultura, que es uno de los sectores de producción de proteínas que más crece a nivel internacional, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En la actual administración, mediante políticas públicas se fortalece la acuacultura rural, mejorando la calidad de vida de las comunidades y de igual forma la acuacultura comercial en aguas interiores, que permite el mejoramiento productivo de embalses. Entre las 10 principales especies que producen los más de 275 mil pescadores y acuacultores del país, destacan por su volumen y valor el camarón, la tilapia, el atún, el pulpo y la sardina, entre otros, que en 2013 lograron un volumen total de un millón 746 mil toneladas; de ese total, la acuacultura aporta el 15 por ciento, con 254 mil toneladas, producción que garantiza el abasto de pescados y mariscos para todo el país. El consumo regular de alimentos pesqueros y acuícolas es de gran aporte al bienestar, al representar uno de los grupos más saludables, completos y disponibles para la población mexicana. En el pescado se encuentran todos los nutrientes que favorecen el crecimiento y desarrollo de niños y jóvenes, ya que contiene proteínas de alta calidad, ácidos grasos Omega-3, minerales como el calcio, hierro, yodo, zinc y fósforo, así como vitaminas A, D y E, y las del grupo B. De igual manera encontramos en el consumo de estos productos, beneficios significativos para el sistema cardiovascular, como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por ello el Gobierno Federal tiene como uno de sus principales objetivos fomentar el consumo de pescados y mariscos mexicanos entre la población, a fin de mejorar la alimentación y la nutrición, a la vez que se incentiva el desarrollo de la pesca y la acuacultura. Por la trascendencia, no solo productiva sino histórica de estas actividades, y con motivo del Día Mundial de la Alimentación, el Servicio Postal Mexicano, Correos de México, emite una serie de dos estampillas postales conmemorativas en las que se representan las actividades de pesca y acuacultura, con las imágenes de la tilapia y el camarón, que fueron seleccionadas por la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), como dos de las especies pesqueras más representativas del sector pesquero y acuícola mexicano, por volumen y valor.