miércoles, 30 de julio de 2014

México 2014: 70 Aniversario de la Autonomía ICLA-UAEM

Nombre: 70 Aniversario de la Autonomía ICLA-UAEM
Precio:  $7.00 Pesos     $0.54 USD
Fecha de Emisión: 14/05/2014
Papel: Couché blanco mate, una cara engomado de 110 gms./m2
Diseñador: Sergio Barranca Rábago
Temática: Educación, Instituciones



Descripción: En 1850, Ignacio Ramírez reclamó libertad de cátedra en las aulas del Instituto Literario de Toluca y se enfrentó al gobernador Mariano Riva Palacio en una lucha política que terminó con el retiro de ""El Nigromante"", la remoción del director y la expulsión de varios alumnos, entre ellos Juan A. Mateos e Ignacio M. Altamirano. Exceptuando ese episodio, reseñado por diversos autores, puede decirse que la vida del Instituto Literario transcurrió sin sobresaltos durante más de un siglo como centro educativo dependiente del gobierno del Estado de México. Dentro de ese esquema oficialista, el gobernador autorizaba los planes y programas de estudio, nombraba al director y a los catedráticos y aprobaba el presupuesto de la Institución. Sin embargo, en las primeras décadas del siglo XX comenzó a surgir en las universidades mexicanas la inquietud de manejarse con autonomía respecto del estado. El Instituto Literario no fue la excepción. En 1917 lo hizo la Universidad Michoacana de san Nicolás de Hidalgo y en 1923 la Universidad de San Luis Potosí. En 1929, el Presidente de la República Emilio Portes Gil reconoció la autonomía de la Universidad Nacional de México. En Toluca las ideas autonomistas aparecieron a raíz de la integración de la Sociedad del Alumno del Instituto Científico y Literario, hecho de 1932 en el que tuvo participación protagonista el carismático líder Ladislao S. Badillo, originario de Toluca, pero formado con ideología de izquierda en la Ciudad de México. En los primeros meses de 1934 estalló un conflicto en el interior del Instituto a raíz de la destitución de varios catedráticos, entre ellos el maestro de física Francisco Schnabel y el poeta Horacio Zúñiga quien sufrió, además, una afrenta al ser agre¬dido físicamente por el secretario del gobernador. El director del Instituto en esos días era el abogado Antonio Berumen Sein, quien tomó partido contra los catedráticos y provocó una prolongada huelga estudiantil que terminó con su destitución. Durante ese movimiento, se lanzó por primera vez la demanda de autonomía. Después de varios años de conflictos frecuentes, en 1938 hubo otra huelga estudiantil dirigida contra el gobierno del coronel Wenceslao Labra, de la que resultó el acuerdo de conceder a los institutenses una autonomía gradual y de facto, en la que el Consejo Directivo podía nombrar a los profesores, pero el gobernador se reservaba la facultad de nombrar al director. Esta medida no satisfizo plenamente a los institutenses, pero retasó la crisis final, la cual estalló en 1943 bajo el gobierno del ilustre internacionalista Isidro Fabela. En el ambiente estudiantil, el liderazgo establecido en 1932, y en la huelga de 1934, por Ladislao S. Badillo fue continuado por Carlos Mercado Tovar, a raíz de que Badillo fuera asesinado en circunstancias extrañas en 1936. Con el gobernador Fabela, los institutenses parecían tener puntos de acuerdo, pero en los últimos meses de 1943 las pláticas se suspendieron y volvió a estallar la huelga. En el mes de septiembre, el director del Instituto, licenciado Juan Josafat Pichardo, al frente de una comisión de profesores y alumnos, le entregó al gobernador Fabela un proyecto de ley de autonomía que no tuvo respuesta, motivo por el cual, en los últimos días de octubre se declaró una huelga que habría de prolongarse hasta diciembre, pese a los reiterados intentos del gobierno de romperla y a la represión desatada contra los huelguistas. En los primeros días de diciembre se registraron incidentes callejeros que exacerbaron la represión, pero al mismo tiempo propiciaron el desenlace, pues el día 16 fueron encarcelados los dirigentes de la Sociedad de alumnos y el 31 fue aprobada por la Legislatura local la Ley de Autonomía, que entró en vigor el 15 de enero siguiente. El líder Carlos Mercado Tovar, en ese tiempo profesor de Geografía, fue cesado y los dirigentes estudiantiles expulsados con el expediente de que estaban sujetos a proceso judicial. Mediante la nueva ley, el Instituto adquirió la facultad de manejar su propio presupuesto, nombrar director y profesores a través del consejo directivo y de aprobar sus planes y programas de estudio, con libertad de cátedra y de expresión. En el Instituto Científico y Literario Autónomo ICLA la conquista de la autonomía fue paso previo a su transformación en Universidad Autónoma del Estado de México UAEM , hecho trascendente que ocurrió 12 años después, el 21 de marzo de 1956. En el marco del 70 Aniversario de la Autonomía ICLA - UAEM, el Servicio Postal Mexicano, Correos de México, emite una estampilla postal conmemorativa en cuyo diseño se resalta el cuarto torreón que simboliza la conclusión del edificio que alberga actualmente la rectoría, sede del humanismo que transforma. Descripción: 70 Aniversario de la Autonomía ICLA-UAEM En 1850, Ignacio Ramírez reclamó libertad de cátedra en las aulas del Instituto Literario de Toluca y se enfrentó al gobernador Mariano Riva Palacio en una lucha política que terminó con el retiro de ""El Nigromante"", la remoción del director y la expulsión de varios alumnos, entre ellos Juan A. Mateos e Ignacio M. Altamirano. Exceptuando ese episodio, reseñado por diversos autores, puede decirse que la vida del Instituto Literario transcurrió sin sobresaltos durante más de un siglo como centro educativo dependiente del gobierno del Estado de México. Dentro de ese esquema oficialista, el gobernador autorizaba los planes y programas de estudio, nombraba al director y a los catedráticos y aprobaba el presupuesto de la Institución. Sin embargo, en las primeras décadas del siglo XX comenzó a surgir en las universidades mexicanas la inquietud de manejarse con autonomía respecto del estado. El Instituto Literario no fue la excepción. En 1917 lo hizo la Universidad Michoacana de san Nicolás de Hidalgo y en 1923 la Universidad de San Luis Potosí. En 1929, el Presidente de la República Emilio Portes Gil reconoció la autonomía de la Universidad Nacional de México. En Toluca las ideas autonomistas aparecieron a raíz de la integración de la Sociedad del Alumno del Instituto Científico y Literario, hecho de 1932 en el que tuvo participación protagonista el carismático líder Ladislao S. Badillo, originario de Toluca, pero formado con ideología de izquierda en la Ciudad de México. En los primeros meses de 1934 estalló un conflicto en el interior del Instituto a raíz de la destitución de varios catedráticos, entre ellos el maestro de física Francisco Schnabel y el poeta Horacio Zúñiga quien sufrió, además, una afrenta al ser agre¬dido físicamente por el secretario del gobernador. El director del Instituto en esos días era el abogado Antonio Berumen Sein, quien tomó partido contra los catedráticos y provocó una prolongada huelga estudiantil que terminó con su destitución. Durante ese movimiento, se lanzó por primera vez la demanda de autonomía. Después de varios años de conflictos frecuentes, en 1938 hubo otra huelga estudiantil dirigida contra el gobierno del coronel Wenceslao Labra, de la que resultó el acuerdo de conceder a los institutenses una autonomía gradual y de facto, en la que el Consejo Directivo podía nombrar a los profesores, pero el gobernador se reservaba la facultad de nombrar al director. Esta medida no satisfizo plenamente a los institutenses, pero retasó la crisis final, la cual estalló en 1943 bajo el gobierno del ilustre internacionalista Isidro Fabela. En el ambiente estudiantil, el liderazgo establecido en 1932, y en la huelga de 1934, por Ladislao S. Badillo fue continuado por Carlos Mercado Tovar, a raíz de que Badillo fuera asesinado en circunstancias extrañas en 1936. Con el gobernador Fabela, los institutenses parecían tener puntos de acuerdo, pero en los últimos meses de 1943 las pláticas se suspendieron y volvió a estallar la huelga. En el mes de septiembre, el director del Instituto, licenciado Juan Josafat Pichardo, al frente de una comisión de profesores y alumnos, le entregó al gobernador Fabela un proyecto de ley de autonomía que no tuvo respuesta, motivo por el cual, en los últimos días de octubre se declaró una huelga que habría de prolongarse hasta diciembre, pese a los reiterados intentos del gobierno de romperla y a la represión desatada contra los huelguistas. En los primeros días de diciembre se registraron incidentes callejeros que exacerbaron la represión, pero al mismo tiempo propiciaron el desenlace, pues el día 16 fueron encarcelados los dirigentes de la Sociedad de alumnos y el 31 fue aprobada por la Legislatura local la Ley de Autonomía, que entró en vigor el 15 de enero siguiente. El líder Carlos Mercado Tovar, en ese tiempo profesor de Geografía, fue cesado y los dirigentes estudiantiles expulsados con el expediente de que estaban sujetos a proceso judicial. Mediante la nueva ley, el Instituto adquirió la facultad de manejar su propio presupuesto, nombrar director y profesores a través del consejo directivo y de aprobar sus planes y programas de estudio, con libertad de cátedra y de expresión. En el Instituto Científico y Literario Autónomo ICLA la conquista de la autonomía fue paso previo a su transformación en Universidad Autónoma del Estado de México UAEM , hecho trascendente que ocurrió 12 años después, el 21 de marzo de 1956. En el marco del 70 Aniversario de la Autonomía ICLA - UAEM, el Servicio Postal Mexicano, Correos de México, emite una estampilla postal conmemorativa en cuyo diseño se resalta el cuarto torreón que simboliza la conclusión del edificio que alberga actualmente la rectoría, sede del humanismo que transforma.